Historia del Partido
Domingo, 19 de Febrero de 2017 00:00

AÑO 2009

La elección Presidencial 2009

La candidatura presidencial de Marco Enríquez-Ominami en 2009 reunió apoyos transversales hacia un proyecto político amplio de crítica e intento de superación del estancado escenario político chileno, marcado por un esquema "binominal", nombre proveniente del sistema electoral heredado de la dictadura, que tuvo por dos décadas a dos coaliciones con representación en los cargos de elección popular: la Concertación de Partidos por la Democracia que representa a los sectores de centro-izquierda, y la Alianza por Chile que representa a los sectores de la centro-derecha política La candidatura de Marco Enríquez-Ominami logró aglutinar a un sinnúmero de organizaciones e identidades políticas y sociales, desde sectores críticos y progresistas de la Concertación, en especial de los Partido Socialista (PS), el Partido por la Democracia (PPD) y el Partido Radical Socialdemócrata (PRSD), a otros partidos como el Movimiento Amplio Social (MAS), el Partido Humanista, el Partido Ecologista, sectores del Partido Regionalista de los Independientes (PRI), y movimientos como la Surda, Cultura Mirista, y otras agrupaciones sociales. Pero el principal antecedente a la construcción del Partido Progresista está dado por la elección presidencial ese mismo año, donde el candidato independiente Marco Enríquez-Ominami logró una votación nacional de 20.14% (1.405.124 votos), en un resultado histórico para un independiente fuera de pacto desde el retorno a la democracia en 1990. A pesar de no lograr pasar a segunda vuelta (disputada el 17 de enero entre Sebastián Piñera y Eduardo Frei), Marco logró instalar una nueva fuerza política con resultados inéditos, logrando expresar el descontento ciudadano frente a una desgastada Concertación con una agenda programática vanguardista en derechos garantizados.

AÑO 2010

Formación del partido Progresista de Chile

Tras el proceso electoral 2009, desde el grupo que se mantuvo desde la campaña, nace la idea de inscribir un partido político nacional que recogiera las ideas principales de la candidatura de Marco Enríquez-Ominami, con la fuerte convicción de crear un instrumento de poder que fuera capaz de integrar a la ciudadanía descontenta con el estado de la política nacional. Así, durante el verano de 2010, más de once mil personas participaron en una inédita elección para dotar de un nombre y logo al nuevo partido político. En mayo del mismo año salió a la luz la opción ganadora: Partido Progresista (PRO). Con este hito el partido daba inició a su proceso de legalización.

AÑO 2011

Luego de un arduo proceso de recolección de firmas, el 15 de abril de 2011 Marco Enríquez-Ominami, acompañado por la directiva de partido, llegó hasta las dependencias del Servicio Electoral en Santiago de Chile, para recibir de manos del director la entidad, Juan Ignacio García, la documentación que acreditaba que el PRO se convertía en un partido político legal. Fue inscrito en las regiones X, XV, I y II, con dos mil quinientos militantes. El 19 de julio de 2011, ante el Servicio Electoral, el partido entregó 15 mil firmas para continuar con su proceso de legalización en la Región Metropolitana. Así consolidada la legalización como partido regional, los progresistas continuaron la recolección de firmas para poder inscribir el partido a nivel nacional.

Los lineamientos de la colectividad, apuntaban a estar inscrito a fines de octubre en la mayoría de las regiones del país, lo cual le permitiría presentar candidatos para las elecciones municipales de 2012 en la mayor parte del país y también concretar pactos con otras fuerzas políticas. Fue así como luego se concretó la legalización en las regiones de: Atacama, El Maule, La Araucanía, Del Libertador Bernardo O´Higgins, Los Lagos, Coquimbo, Aysén, Bio-Bio, Magalllanes y Los Ríos. Esfuerzo que no habría sido posible sin los liderazgos progresistas de regiones. El partido fue inscrito oficialmente a nivel nacional en enero de 2012, convirtiéndose en el primer partido político nacional creado desde el retorno a la democracia.

AÑO 2012

Primeros desafíos electorales

Para las elecciones municipales de 2012 el partido Progresista se unió con el Partido Ecologista Verde para formar la coalición El Cambio por Ti. Consiguió la elección de siete alcaldes (entre militantes del PRO e independientes respaldados por la colectividad), destacando los triunfos en municipios emblemáticos como Arica, Calama e Isla de Pascua. Dicho pacto se disolvió tras los comicios. El 4 de octubre de 2012 los progresistas proclaman a Marco Enríquez-Ominami como su abanderado para la elección presidencial de 2013.

AÑO 2013

En las elecciones parlamentarias y de consejeros regionales el partido logra conformar un pacto con al Partido Liberal, pacto conocido como Si tú quieres, Chile Cambia. Los resultados de la presidencial de ese año dieron a Marco Enríquez-Ominami el tercer lugar con el 10,98% de las preferencias, mientras que el PRO no consiguió la elección de ningún diputado. Para la segunda vuelta, el excandidato junto a los progresistas deciden no entregar su apoyo a ningún postulante, llamando a sus electores a marcar «AC» en su voto para mostrar su preferencia por la realización de una Asamblea constituyente.

AÑO 2014

El 17 de febrero de 2014, el Partido Progresista fue declarado como disuelto por el Tribunal Calificador de Elecciones y el Servicio Electoral tras no alcanzar el 5% mínimo de votos en las elecciones parlamentarias de 2013. Tras esto, el partido Progresista opta por Fusionarse con el Partido Progresista del Norte para no perder su legalidad, hecho que se concreta tras las elecciones internas de septiembre de 2014.

AÑO 2015

Durante el 2015, el Partido Progresista se dedica a fortalecer su orgánica interna, desarrollando las Escuelas de Cuadros a lo largo de todo el país. Lo anterior con el objeto de fortalecer los liderazgos locales, el Congreso Programático, y la capacidad para competir en las próximas elecciones municipales. A su vez, la Directiva Nacional del PRO inicia una serie de diálogos políticos con todos los partidos y movimientos de centro izquierda, en una decisión respaldada por el Consejo Federal, con el objeto de ayudar a la construcción de un frente amplio de centro izquierda, capaz de garantizarle gobernabilidad al país, y capaz de responder a los desafíos de un Chile moderno, que requiere crecimiento, justicia, solidaridad e igualdad.

AÑO 2016

Durante el primer trimestre del 2016, el Partido Progresista anunció la construcción de un nuevo referente político, junto al partido Democracia Regional y al Partido Frente Regional y Popular, para construir un proyecto país de futuro, de cara a las elecciones municipales, parlamentarias y presidenciales.

Lo anterior les permitió alcanzar alrededor de 5% de los votos, obteniendo más de 50 concejales y un Alcalde.

 

 
comite sindical boton
gasto-electoral
agenda-directiva
agenda-partido
galeria-de-imagenes
Agenda del Partido
escuelafundacion